Consell de Mallorca - Favicon
Consell de Mallorca Sede Electrónica Infomallorca Transparencia

ES

Webs oficiales

Atrás La inversión en Bombers de Mallorca y en la rehabilitación de edificios públicos centran el presupuesto del Departament d’Hisenda i Funció Pública para el año 2020

La inversión en Bombers de Mallorca y en la rehabilitación de edificios públicos centran el presupuesto del Departament d’Hisenda i Funció Pública para el año 2020

(20/11/2019)

Las cuentas para este ejercicio son de 53,3 millones de euros, 6,8 millones de euros más que el año 2019, un incremento del 14,67%.

El Departament d’Hisenda i Funció Pública del ConseLL de Mallorca tendrá en el 2020 un presupuesto de 53.343.632 €, 6,8 millones de euros más que el año 2019, lo que supone un incremento del 14,67% respecto del presupuesto anterior. Las partidas principales de estas cuentas se centran en la inversión en personal, material y vehículos del cuerpo de Bombers de Mallorca, en obras de rehabilitación de los edificios de la Misericòrdia y de la Llar de Joventut y en una mejora salarial del personal de la institución.

Esta legislatura, el cuerpo de Bombers de Mallorca ha pasado a depender del Departament d’Hisenda i Funció Pública, dentro de la Direcció Insular d’Emergències. Una nueva estructura orgánica que se ve reflejada en el aumento del presupuesto del departamento, ya que representa el 46% del total (24,4 millones de euros).

Destaca una partida de 2,3 millones de euros en mejoras y la adquisición de elementos de indumentaria, vehículos, transporte, utillaje, mobiliario y maquinaria de los Bombers de Mallorca. Así, se destinarán 897.520 € a cubrir la necesidad de adaptación del servicio, con la adquisición de nuevos vehículos, tanto por necesidades especiales como por deterioro de los actuales (adquisición de dos autobombas forestales ligeras y un furgón de útiles diversos); 915.000 €, a inversiones en reposición de maquinaria, y 400.000 €, a inversiones en nueva maquinaria.

El presupuesto prevé partidas específicas para mejorar las instalaciones de la jefatura, el centro de comunicaciones y la creación de un espacio formativo, así como la inversión en la puesta en marcha de un nuevo programa de gestión informática para la gestión integral del servicio.

Por otra parte, el presupuesto también prevé un incremento en dotaciones de plazas al servicio de emergencias y al cuerpo de bomberos, para reforzar el servicio y regularizar de manera progresiva la situación de estos trabajadores y trabajadoras, con una previsión de creación de cuarenta plazas.

 

Rehabilitación de edificios representativos

El Departament d’Hisenda i Funció Pública también invertirá el año 2020 parte del presupuesto en la mejora y rehabilitación de dos de los edificios más representativos del Consell: el Centre Cultural la Misericòrdia y la Llar de Joventut.

Hay una partida de 3,1 millones de euros destinada a una reforma estructural en el edificio de la Misericòrdia, para rehacer por completo una parte del edificio, que actualmente está en desuso. Para recuperar este espacio y darle un uso administrativo y multifuncional, se ha creado un plan plurianual de cuatro años.

Por otra parte, se destinará 1,2 millones de euros a la renovación de la Llar de Joventut, para financiar unas obras que se llevarán a cabo en la segunda planta del edificio. Se trata de una remodelación completa en la buhardilla del edificio, para rehabilitar el espacio y destinarlo a un uso administrativo.

La previsión de la subida salarial del 2% para todo el personal funcionario y laboral del Consell también está incluida en las cuentas de 2020, derivado del acuerdo general en vigor para trabajadores y trabajadoras de la función pública en todo el Estado, y que asciende a 1,6 millones de euros.

Los presupuestos del Consell para el 2020 se sitúan en 468.854.490,14 €. Se trata de los primeros presupuestos de la nueva legislatura y demuestran el nuevo impulso que quiere dar el equipo de gobierno al Consell. Estas cuentas profundizan en las políticas progresistas para Mallorca, marcadas por los acuerdos de Raixa, y se centran en la triple sostenibilidad: ambiental, social y económica.