Este conjunto de molinos está situado en la vertiente este del pueblo, y más concretamente el de Can Pere Petit, Cas Rector, Can Garindo y Can Prohom se ubican en hilera sobre la colina de la Vila, mientras que el de Can Catlar y Can Borreó se encuentran más aislados y a las vertientes de la colina. 
Los seis molinos responden a la tipología de torre con base. Parece ser que estos molinos ya existían en el siglo XVIII y se les denominaba molinos de les Comunes o des Pujol, y funcionaron hasta bien entrado el siglo XX. El molino de Can Garindo se restauró en 1988.