Consell de Mallorca - Favicon
Consell de Mallorca Sede Electrónica Infomallorca Transparencia

ES

Webs oficiales

Atrás Mobilitat i Infraestructures acaba la senda para ciclos y peatones que conecta los barrios de Son Cladera y Sa Cabana para unir Palma con Marratxí

Mobilitat i Infraestructures acaba la senda para ciclos y peatones que conecta los barrios de Son Cladera y Sa Cabana para unir Palma con Marratxí

(30/12/2021)

Esta infraestructura fomenta la movilidad a pie y en bicicleta entre los dos municipios, incluye una pasarela al torrent Gros, respeta la vegetación existente e incorpora más árboles y arbustos en la zona para que quede completamente integrada en el paisaje

El Departament de Mobilitat i Infraestructures del Consell de Mallorca ha acabado la senda para ciclos y peatones que da continuidad al carril bici que llega al IES de Son Cladera. Ahora, este camino, paralelo a la Dt-13 desde el kilómetro 1,9 al 2,7, en el margen derecho, conecta los barrios de Son Cladera (Palma) y Sa Cabana (Marratxí). Una de las peculiaridades de esta actuación es el paso por el torrent gros, que se ha salvado con una pasarela de losas alveolares sobre los marcos existentes sin necesidad de actuar en la base. En esta pasarela se ha colocado una barandilla de contención para la seguridad de los usuarios.

El conseller de Mobilitat i Infraestructures, Iván Sevillano, ha acudido con la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, el alcalde del Ayuntamiento de Palma, José Hila y el alcalde del Ayuntamiento de Marratxí, Miquel Cabot, a la senda para presentar el final de la obra. Esta infraestructura, que ha respetado y reforzado la vegetación existente, se enmarca en el compromiso de respetar y cuidar del medio ambiente, de propiciar un uso racional del territorio y fomentar los desplazamientos a pie y en bicicleta.

En cuanto al firme de la plataforma, se ha optado por una solución más sostenible que el asfalto, tanto con respecto a la fabricación como por el aspecto final, más rústico, que se integra mejor en el paisaje. Se ha practicado un suelo estabilizado a base de llastos (mezcla natural de grava y arena) y una cantidad mínima de cemento. Este tipo de pavimento se ejecuta en frío sin lanzar emisiones de CO₂.

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, ha explicado que «esta intervención es un ejemplo más del acuerdo institucional y colaboración del Consell con los ayuntamientos de Palma y Marratxí, y un ejemplo también de los proyectos que priorizamos, no grandes infraestructuras sino obras que parecen sencillas pero que tienen un impacto directo sobre los vecinos y residentes, que mejoran las conexiones y seguridad, y que siguen criterios de sostenibilidad y con respecto al entorno».

Iván Sevillano indica que «cuando empezamos la legislatura, prácticamente la única opción que tenía la gente de Palma y Marratxí para desplazarse entre los dos núcleos era usar el coche, se veían obligados, y eso era una situación absurda que teníamos que corregir. Primero, hicimos la obra del paso sobre el torrent gros, a la altura de Can Buc, para hacer la zona más segura, y un vial amplio para ciclistas y peatones. Ahora, conectamos a Son Cladera y Sa Cabana con un vial cívico. Así, en menos de dos años hemos conectado Palma y Marratxí en dos puntos importantes y ofrecemos la posibilidad de desplazarse entre los municipios sin necesidad de hacer uso del coche; con todos los beneficios que eso comporta tanto para el medio ambiente, como para la salud y la convivencia».

Sevillano ha añadido, «muchas veces los políticos pedimos a los vecinos y vecinas que hagan más uso del transporte público, la bicicleta o que se desplacen a pie, pero si no les damos alternativas esta opción les resulta imposible. Pues bien, es una situación que hemos querido corregir mediante estas dos actuaciones, ahora la gente sí que dispone de alternativas al uso del vehículo privado. Y seguimos demostrando una vez más que se pueden gestionar las carreteras con otro modelo de movilidad y otra sensibilidad».

A causa de la peculiaridad del terreno, tanto por accesos como por proximidad a la carretera Dt-13 y núcleos urbanos, se ha procurado ocasionar las menores molestias posibles durante las obras a los usuarios de la vía o a los vecinos de la zona.  Se ha actuado de manera rápida para provocar el mínimo de incomodidades, como es en el caso de la pasarela del torrent gros que se ha optado por un sistema de losas alveolares ejecutados in situ sobre los pórticos existentes para no tener que intervenir en la base y reducir en coste y tiempo.

La cuneta existente entre el terraplén de la senda para los peatones y la cuneta de la Dt-13 se ha llenado con áridos y en la delimitación de la pasarela con la carretera se han colocado elementos opacos, con el fin de evitar distracciones de los conductores. «De esta manera, toda la senda ha quedado separada de la autopista con un cierre y, aparte de la vegetación existente que hemos querido mantener, hemos plantado árboles y arbustos que dan el paseo mucho más agradable y mejoran el entorno desde un punto de vista paisajístico», explica el conseller Iván Sevillano.

La solución adoptada para un suelo estabilizado alejado del típico carril bici con mezclas asfálticas hacen de esta obra una actuación más integrada en el entorno, que se reforzará cuando la vegetación crezca, dando un aspecto más natural que invite a los usuarios a hacer uso de esta senda. El presupuesto destinado a estas actuaciones ha ascendido a 118.099,50 euros.