Consell de Mallorca - Favicon
Consell de Mallorca Sede Electrónica Infomallorca Transparencia

ES

Webs oficiales

Atrás La producción Tanatologia, original de Xavier Uriz, triunfa en el festival de Heidelberg

La producción Tanatologia, original de Xavier Uriz, triunfa en el festival de Heidelberg

(13/05/2022)

Fue una de las cuatro finalistas, de entre las veinte obras españolas presentadas.

La obra de teatro Tanatologia, original de Xavier Uriz, que se estrenó el febrero pasado en una producción propia del Teatro Principal de Palma, ha sido una de las grandes triunfadoras en el festival de teatro de la ciudad alemana de Heidelberg, conocido como Heidelberger Stückemarkt.

Tanatologia fue una de las cuatro obras finalistas de las veinte que presentó España, que este año era el país invitado. El Heidelberger Stückemarkt es un festival que se celebra en esta ciudad alemana y en el cual participan Suiza, Austria y Alemania. Cada año hay un país invitado, que presenta toda una serie de propuestas que seleccionan dos comisarios, en este caso fueron José Manuel Mora y Carlota Ferrer. Un jurado alemán selecciona cuatro, que son traducidas y representadas en forma de lectura dramatizada.

Tanatologia fue una de estas cuatro obras finalistas y, finalmente, ganó a María Velasco con el texto Quiero borrar a los hombres de la faz de la tierra. Aunque el texto de Xavier Uriz no ganó, causó muy buena impresión a los miembros del jurado y, en especial, al público. La crítica especializada destacó de Tanatologia su vocación experimental y «la capacidad de debate moral» que genera.

Este montaje teatral se estrenó el 11 de febrero en la Sala Gran con la interpretación de Miquel Aguiló, Caterina Alorda, Xavi Frau, Núria Sbert, Xisco Segura, Eli Tulián y Aina Zanoguera. Tanatologia explica como en una sociedad más o menos próxima los suicidios se suceden hasta adquirir categoría de pandemia. Para combatirla, el ministerio de sanidad crea una división de psicotanatòlegs, expertos en la discriminación de quién se puede suicidar y quién no. Y en torno a eso se crea toda una actividad, incluso, una industria mercantil: desde el acompañamiento a los suicidas en las últimas horas, hasta vídeos de homenaje y ceremonias de despido.