Consell de Mallorca - Favicon
Consell de Mallorca Sede Electrónica Infomallorca Transparencia

ES

Webs oficiales

Atrás La pardela balear centra las investigaciones en el Parque Natural de sa Dragonera

La pardela balear centra las investigaciones en el Parque Natural de sa Dragonera

(01/06/2022)

La vicepresidenta Ribot: «la pardela balear es un símbolo a proteger»

En el Parque Natural de Sa Dragonera se están realizando tres estudios diferentes sobre la pardela balear, más conocida como virote pequeño (Puffinus mauritanicus), un ave catalogada en peligro de extinción.

Por un lado, el Grupo de Ecología y Demografía Animal del IMEDEA (CSIC-UIB), está llevando a cabo una campaña de seguimiento de la reproducción de la pardela balear en coordinación con la Universidad de Oxford. Hoy en día se conocen unos 30-40 nidos en la isla, pero estiman que es posible que haya más.

Por otra parte, la Iniciativa de Investigación de la Biodiversidad de las Islas (IRBI), persigue el objetivo de detectar nuevas áreas de nidificación mediante la prospección de zonas de difícil acceso, tanto en la cara norte (acantilados) como en la banda sur. Este proyecto incluye la observación con cámaras de visión nocturna, que pueden detectar la presencia de polluelos o adultos en plena noche.

Los equipos de investigación de la Universidad de Oxford se están encargando de mirar aspectos complementarios de la ecología de la especie de la pardela balear, como por ejemplo: el comportamiento en el mar, las áreas de alimentación o cuando buscan comida.

Aurora Ribot, vicepresidenta del Consell de Mallorca y consejera de Sostenibilidad y Medio Ambiente, ha destacado que «el virot pequeño es un símbolo a proteger y, por eso, en el Parque Natural de Sa Dragonera se continuará estudiando esta especie en peligro de extinción y continuaremos apoyando iniciativas científicas que estén interesadas en realizar estudios para una mejor conservación y protección de la biodiversidad del parque».

Por su parte, Inmaculada Férriz, directora insular de Medio Ambiente, ha destacado que «como ave endémica del Mediterráneo y la más amenazada de Europa, para nuestra dirección insular es muy importante que se haga seguimiento del estado de la población y el éxito reproductor del virot pequeño, para poder conocer su evolución y trabajar en la reducción o eliminación de impactos negativos».

Es gracias a la financiación del Consell de Mallorca, que haredoblado esfuerzos y coordina diferentes estudios para obtener información que tanto el IMEDEA como el IRBI están realizando estudios para obtener más información sobre esta ave en peligro de extinción.

Los diferentes grupos científicos colaboran para recoger toda la información posible sobre esta especie y poder entender mejor su biología y necesidades durante los meses al año que están en el Parque Natural de sa Dragonera.

Los estudios corroboran que el virot pequeño tiene una mortalidad elevada por culpa de las artes de pesca como el palangre así como también los depredadores de sus nidos (como pueden ser las ratas). Los científicos del IMEDEA destacan que entre las otras amenazas a las que se enfrenta el virot pequeño, la ingesta involuntaria de plástico es una de las más preocupantes. Muchas de las aves que se han encontrado muertas tienen restos de plásticos en el estómago.

En cuanto a la tarea de localizar nuevas áreas de nidificación, tanto en los islotes del Pantaleu y sa Mitjana como en la isla de sa Dragonera, la Iniciativa de Investigación de la Biodiversidad de las Islas (IRBI) explica que ya han localizado una zona nueva de cría y que se seguirá trabajando en las prospecciones.

Más información: https://dragonera.conselldemallorca.cat/