Consell de Mallorca - Favicon
Consell de Mallorca Sede Electrónica Infomallorca Transparencia

ES

Webs oficiales

Atrás L’IMAS participa en un programa internacional para erradicar la hepatitis C en personas con antecedentes de consumo de sustancias adictivas

L’IMAS participa en un programa internacional para erradicar la hepatitis C en personas con antecedentes de consumo de sustancias adictivas

(04/04/2022)

Un total de 226 usuarios de las UCA que gestiona el Consell son voluntarios para ser diagnosticados y tratados de forma eficiente de la enfermedad en caso de sufrirla.

El Institut Mallorquí de Afers Socials (IMAS), mediante la Direcció Insular d’Inclusió Social, forma parte de un proyecto internacional de eliminación de la hepatitis C (VHC) dirigido a personas portadoras del virus con antecedentes de consumo de sustancias adictivas.

A través de la campaña Saps que l'hepatitis C es pot curar? Fes-te la prova i posa-hi remei!, el programa de detección y cura de la enfermedad, becado por la compañía biotecnológica norteamericana Gilead Sciences, se empezó a desarrollar en julio de 2021 en las Illes Balears y cuenta con la participación, también, de usuarios de las Unidades de Conductas Adictivas (UCA) del Govern de les Illes Balears, Proyecto Hombre o Cruz Roja.

El objetivo es diagnosticar, tratar y eliminar la hepatitis C en este grupo de población mediante un nuevo modelo de atención que simplifica el proceso de diagnóstico y facilita la vinculación a la atención y el posterior inicio del tratamiento.

Por ahora, se han adscrito al programa un total de 551 personas de todas las islas, 226 de las cuales son usuarias de las Unidades de Conductas Adictivas del IMAS, al frente en número participantes, pruebas y tratamientos realizados.

La financiación de la beca de investigación competitiva HCV Sraat permite llevar a cabo el protocolo diseñado para el desarrollo del tratamiento, que tiene una duración de aproximadamente dos meses y una eficacia casi del 100%. De hecho, las 31 personas que ya han acabado el tratamiento se han curado.

Los participantes en el programa, todos ellos voluntarios, se someten a un cribado inicial para detectar la presencia, o no, del VHC. En el mismo análisis se estudiará también si se detecta hepatitis B y VIH.

En caso de ser positivos, un especialista hepatólogo prescribe el tratamiento y son las mismas UCA las encargadas de administrarlo a los pacientes y de hacer el seguimiento para confirmar la erradicación y el seguimiento del caso durante un año para descartar posibles reinfecciones en pacientes con conductas de riesgo.