Consell de Mallorca - Favicon
Consell de Mallorca Sede Electrónica Infomallorca Transparencia

ES

Webs oficiales

Atrás El Pleno del Consell de Mallorca aprueba el nuevo reglamento de explotación del servicio de gestión de los residuos sólidos urbanos de Mallorca

El Pleno del Consell de Mallorca aprueba el nuevo reglamento de explotación del servicio de gestión de los residuos sólidos urbanos de Mallorca

(10/02/2022)

La vicepresidenta Ribot: «contaremos con 5 inspectores e inspectoras más para hacer controles a TIRME»

El Pleno del Consell de Mallorca ha aprobado de forma inicial, el Reglamento de explotación del servicio de gestión de los residuos sólidos urbanos de Mallorca. La aprobación, que se ha conseguido con 17 votos favorables, 0 votos en contra y 16 abstenciones, supondrá que la Direcció Insular de Residus regule la metodología y el sistema de inspección y de control del servicio. También establece las condiciones que tiene que cumplir el concesionario y define las relaciones entre el Consell y este.

En este sentido, la vicepresidenta y consellera de Sostenibilitat i Medi Ambient ha valorado la aprobación inicial como una muy buena noticia y ha destacado que «el reglamento anterior ya se encontraba anticuado, era de 1993. Este hecho suponía una falta de actualización en la definición de las actividades. Un buen ejemplo son las tareas de educación ambiental, no previstas en el texto antiguo y que hoy juegan un papel importante del día a día del concesionario».

Ribot también ha destacado que «hacía falta desarrollar y acotar las normas de la explotación. Regular las relaciones con los usuarios del servicio y nosotros como Administración. Ahora contaremos con 5 inspectores e inspectoras más para hacer controles a TIRME. Hay que decir que el reglamento de 1993 no era muy detallado y dejaba muchas cuestiones para desarrollar o sin definir».

El nuevo reglamento detalla que el concesionario tiene que comercializar los subproductos obtenidos al servicio público (compuesto, chatarra, etc.), según la política de precios aprobada por la institución insular. La aprobación definitiva supondrá el inicio de una etapa nueva en la gestión y en el servicio de residuos en Mallorca. Y el nuevo reglamento permitirá al Consell ofrecer las mejores condiciones de servicio a la ciudadanía mientras TIRME mantenga la concesión.

Modificaciones del nuevo reglamento

. A la propuesta de Reglamento se incluye los tipos de residuos que prevee el tratamiento de residuos no peligrosos generados en Mallorca, con el código LER correspondiente, de acuerdo con el nuevo Plan director, y se incorpora el hecho de que el Consell de Mallorca puede aprobar tarifas específicas para el tratamiento de las diferentes fracciones de residuos.

. Se detalla quiénes son los usuarios y cómo tiene que ser el mecanismo previo a la entrada de los residuos en las instalaciones.

. Se establece un libro de reclamaciones digital sobre el funcionamiento del servicio o por molestias generadas por la instalación y se explica cómo se hará la tramitación de las reclamaciones.

. Se hace referencia a la energía vertida a la red eléctrica. Una cuestión presente en el día a día de la concesión, pero que no preveía el reglamento anterior.

. El concesionario tendrá que comercializar los subproductos obtenidos al servicio público (compuesto, chatarra, etc.) según la política de precios aprobada por el Consell de Mallorca.

. Por primera vez se define el proceso de final de la concesión desplegando las tareas que tiene que desarrollar el concesionario en esta situación.

. Se establece que el Consell de Mallorca nombrará nuevos inspectores e inspectoras, en concreto de un inspector se pasará a contar con 6 nuevos. Se define la metodología de trabajo, es decir se expone el funcionamiento de todos los servicios y de los principales controles de explotación que figuran en el reglamento. Habrá un Libro de órdenes, en formato digital, en el cual se recogerán las indicaciones de las inspecciones que se hayan hecho.

. Se fija un procedimiento, mediante el cual se determinará la aceptación o no de la fracción orgánica de los residuos municipales (FORM) recogida selectivamente y recibida en el servicio, como material apto para ser introducido al proceso de compostaje o metanización.

. Se describen las visitas y actividades de educación ambiental en las plantas y estaciones, que podrán hacer los grupos y las visitas organizadas en condiciones, horarios y periodos de tiempo que no interfieran en la prestación del servicio. El concesionario establecerá un recorrido y unas actividades, respetando en todo momento las normas internas de seguridad y medioambientales que rigen el funcionamiento de las instalaciones.

. Establece los criterios para organizar y desarrollar los acontecimientos que se lleven a cabo en el edificio central (Centro de Información y Educación Ambiental).

. Además, todos los registros pasarán a estar en formato digital.

«En definitiva, con este reglamento ponemos orden en la explotación del servicio de residuos urbanos de Mallorca. Muchas de las cosas ya se hacen y ahora se recogen en este nuevo reglamento y otras las añadimos con el objetivo de mejorar al máximo este servicio básico para la ciudadanía» ha puntualizado la vicepresidenta Ribot.