Consell de Mallorca - Favicon
Consell de Mallorca Sede Electrónica Infomallorca Transparencia

ES

Webs oficiales

Atrás El IMAS afirma la intervención socioeducativa para evitar la reincidencia de los menores de 14 años infractores

El IMAS afirma la intervención socioeducativa para evitar la reincidencia de los menores de 14 años infractores

(01/06/2022)

El 64% de los casos derivados de Fiscalía el primer año de funcionamiento del programa se ha implicado con el itinerario específico marcado en función de la situación personal, entorno familiar y social y vinculado al delito cometido por estos jóvenes exentos de la justicia penal.

Un total de 175 de jóvenes entre 11 y 14 años que han cometido alguna infracción, pero que por su edad no son imputables, han participado en el primer año de funcionamiento del Programa de Atención Socioeducativa para Menores Infractores (PAMI) que el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) puso en marcha en abril de 2021 con el objetivo de dotarlos de herramientas que contribuyan a evitar la reincidencia.

Mallorca, la Comunidad Valenciana, Cataluña y Aragón son los únicos territorios del Estado donde se ha implantado este recurso destinado a prevenir, corregir o derivar situaciones de conflicto social mediante la educación de la persona menor de edad en valores de convivencia y la introducción de cambios en el entorno familiar y social que posibiliten su desarrollo integral como persona.

La consejera de Derechos Sociales y presidenta del IMAS, Sofia Alonso, se ha mostrado muy satisfecha con el balance de los primeros meses de funcionamiento del programa que “han seguido con constancia 6 de cada 10 jóvenes y hemos encontrado mucha implicación también por parte de las familias. A pesar de ser un proyecto de carácter voluntario, hay un porcentaje muy significativo de padres y madres que han entendido que un hecho negativo se puede transformar en una experiencia educativa y constructiva para sus hijos”.

Cuando se produce un caso, la Fiscalía de Menores lo notifica a la autoridad competente en materia de protección, que en Mallorca es el IMAS, a fin de que  valore la situación y promueva las medidas oportunas. “El programa parte de la necesidad de ofrecer una respuesta educativa y terapéutica que permita a estos jóvenes una reparación efectiva, tomar conciencia de lo que han hecho y de las consecuencias, para evitar que reincidan”, ha explicado la directora insular de Infancia y Familia, Maria Ángeles Fernández Valiente. Por eso, ha añadido, “el adolescente tiene que ser protagonista y parte activa de su propio proceso de reparación. Eso se consigue estimulando las habilidades sociocognitivas y trabajando no sólo con él, también con su entorno y con la víctima”.

120 de los 175 jóvenes con quien han trabajado a los educadores sociales del PAMI, servicio que el IMAS tiene concertado con el GREC, son de niños, frente a 55 que son niñas. Con respecto a la tipología de las infracciones, las más comunes son casos de hurto, acoso o bullying, así como infracciones irrelevantes contra el patrimonio, lesiones o amenazas que mayoritariamente tienen que ver con conductas o actitudes agresivas, provocadas por la falta de control y gestión emocional de la rabia y de la frustración.

Con respecto a la persona perjudicada, mayoritariamente son otros adolescentes, seguido de empresas privadas y personas mayores de edad. De manera minoritaria, se encuentran los organismos públicos.
En cuanto a las intervenciones, se han hecho 325 contactos telefónicos con las familias, tanto iniciales como de seguimiento. Otras intervenciones son las entrevistas iniciales (114) o de seguimiento (111), así como con la persona perjudicada (16) o de conciliación (15) y 52 derivaciones a actividades de formación, entre otras iniciativas.

El director educativo del GREC, Sebastià Gibert, ha destacado “la dimensión educativa y no punitiva del programa. Buscamos que las infracciones cometidas sean un hecho aislado”. Gibert ha explicado que a cada caso “se le asigna un educador de referencia que acuerda directamente con el o la joven el itinerario educativo individual que tendrá que seguir. Un 70% de las acciones son de reparación indirecta como la participación en talleres. El trabajo grupal es fundamental para alcanzar objetivos”.

Estas formaciones se han llevado a término en Palma, Inca y Manacor, y tienen como finalidad “dotarlos de habilidades sociales y pensamiento pro-social, para encaminarlos a aprender a tomar decisiones, mejorar la convivencia y hacer buen uso de las nuevas tecnologías,” ha explicado la responsable de Infancia del IMAS.

El PAMI forma parte del modelo de atención centrado en la persona, con el  que trabajan todas las áreas del IMAS desde hace años, ya que busca obtener los mayores índices de reinserción individualizando el tratamiento de cada caso, ajustando la intervención a las necesidades reales y, por lo tanto, dando una respuesta concreta seg´n las necesidades propias que presenta cada niño.

La presidenta del IMAS, Sofia Alonso, ha remarcado la necesidad de “prevenir conductas antisociales futuras mediante una intervención temprana de repercusión inferior a las intervenciones protectora o coercitiva y fomentar programas como este que permiten que los jóvenes puedan convertirse en protagonistas positivos de su historia, integrarse en la sociedad de manera libre, comprometida y, especialmente, responsable”.