Consell de Mallorca - Favicon
Consell de Mallorca Sede Electrónica Infomallorca Transparencia

ES

Webs oficiales

null El Consell habilita una primera partida de 5 millones de euros para hacer frente a los gastos derivados de la crisis sanitaria del COVID-19.

El Consell habilita una primera partida de 5 millones de euros para hacer frente a los gastos derivados de la crisis sanitaria del COVID-19.

(02/04/2020)

El IMAS, el cuerpo de Bomberos y los servicios de Igualdad serán los destinatarios del grueso de la financiación, a través de dos modificaciones de crédito sobre el presupuesto de 2020

El Consell de Mallorca ha previsto destinar 4,97 millones de euros para atender gastos derivados de los efectos de la pandemia del coronavirus que tiene que afrontar la institución. El Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales, el Cuerpo de Bomberos de Mallorca y las áreas de la Dirección Insular de Igualdad dedicadas a la atención a las mujeres víctimas de violencia machista recibirán aportaciones de crédito que suplementarán a las presupuestadas inicialmente para afrontar los gastos que los ha causado el redimensionamiento de los servicios que prestan a causa del coronavirus. También los gastos extraordinarios por la limpieza y desinfección de los diferentes inmuebles del Consell quedarán comprendidas dentro de las modificaciones de crédito. Esta es la propuesta que el Equipo de gobierno elevará al Pleno de la institución para su debate y convalidación respectivamente, en la sesión que se celebrará martes 7 de abril, con presencia telemática de consellers y conselleres según acuerdo de todos los portavoces de los grupos políticos.
Del total de la cantidad prevista, el IMAS recibirá 4,47 millones de euros, con los cuales podrá afrontar los gastos causados por el incremento de la actividad en residencias y otros centros que dependen de su gestión. La compra de material de protección, la habilitación de los albergues de Son Pardo y de San Fernando, la apertura de la novena planta de la residencia de la Bonanova para acoger nuevos usuarios y la contratación de personal para la dotación de los nuevos servicios y la cobertura de bajas laborales, justifican el incremento presupuestario financiado con cargo a esta modificación de crédito.

El Cuerpo de Bomberos recibirá 200.000 euros del total de la partida que habilita el Consell, para asumir la compra de nuevo material de protección, desinfección de instalaciones y de equipamiento, y la provisión de fármacos. El servicio de Igualdad del departamento de Presidencia, recibirá una partida de 290.000 euros, que se destinará al Casal Ariadna, que gestiona la atención a las mujeres víctimas de violencia de género. Un servicio que se ha tenido que reforzar desde fechas previas y especialmente durante la vigencia del Estado de Alarma decretado por el Gobierno del Estado a través del RD 463/2020 de 14 de marzo. La previsión que el confinamiento en un mismo espacio físico pueda agravar la situación de mujeres que tengan que convivir con su agresor, ha motivado el incremento de plazas disponibles para acogida y la puesta en marcha de un servicio telefónico de atención para atender la demanda. Una partida final de 10.000 euros se destinará a la cobertura de los gastos suplementarios que causa el refuerzo del servicio de limpieza de las dependencias del Consell.

El origen de las partidas presupuestarias que el Equipo de gobierno propone modificar es doble. Por un lado, 2,5 millones provienen del reel superávit de la institución según la liquidación del presupuesto de 2019. Los RDL 8/2020 de 17 de marzo y el 11/2020 aprobado este pasado martes por el Consejo de Ministros, habilitan a los presidentes de corporaciones locales para aprobar modificaciones o suplementos de crédito por causas derivadas del COVID-19, provenientes de superávit, contando con la convalidación correspondiente del pleno de la institución.

Los otros 2,47 millones de euros provienen del remanente de tesorería afectado que se devuelve al Consell por causas judiciales, a través de fiscalía anticorrupción. Un acuerdo del Consell de Mallorca de marzo del 2017 prevé que las cantidades que obtenga la institución por esta vía se tendrán que destinar necesariamente hacia el IMAS, y la modificación de crédito correspondiente tendrá que obtener el apoyo del pleno de la institución.

La presidenta Catalina Cladera confía al recibir “el apoyo unánime” de todos los grupos políticos por la medida, puesto que se deriva de “una situación de crisis causada por el coronavirus, con unos gastos que tenemos que asumir para atender nuestros compromisos con los ciudadanos en áreas consideradas esenciales” en referencia a servicios sociales y de atención a colectivos vulnerables, o las emergencias.