Consell de Mallorca - Favicon
Consell de Mallorca Sede Electrónica Infomallorca Transparencia

ES

Webs oficiales

La cueva de Ramon Llull se sitúa en la vertiente sur del monte de Randa, dentro de los límites de la posesión de Albenya. Tanto la cueva como el próximo santuario de Cura fueron declarados paraje pintoresco en 1951.

La cueva presenta una entrada estrecha afectada por el desprendimiento de rocas. La cavidad no es muy profunda y es de escasa altura, de forma que solo cabe una persona agachada. Según la descripción del archiduque Luis Salvador, la cueva tenía una apertura de 2,5 m y una profundidad de 2 m; el desprendimiento de la roca de la cubierta redujo notablemente las dimensiones y ha generado numerosas leyendas vinculadas a la destrucción voluntaria del patrimonio luliano. De este modo se habría consolidado el relato de un atentado contra la cueva promovido por los sectores antilulistas a fin de eliminar los símbolos y los espacios que nutrían la devoción luliana popular.

Delante de la cueva hay una explanada de 350 m2, protegida por una reja metálica y una pared seca. Con la misma técnica se construyeron los tres escalones que facilitan el acceso a la cavidad. Dos elementos conmemorativos de Ramon Llull enriquecen el espacio: una placa de piedra en la entrada de la cueva, colocada en 1933, y una estatua de Llull rogando de rodillas, de arenisca (marès), mutilada. Todos estos componentes reflejan el movimiento luliano promovido por los franciscanos TOR, durante las décadas de los 30 y 40 del siglo XX.

En cuanto a la vegetación, destaca el célebre lentisco que ha dado lugar a la leyenda de la mata escrita, que, según la tradición, ocurrió aquí. Las hojas de la mata presentan toda una serie de signos extraños, talmente letras de alfabetos arcaicos, que se imprimieron después de que Dios revelara a Llull el Arte general.

Historia y cronología

Documentos relacionados