Torre de la antigua fábrica de electricidad. Alaró


  

  

Alaró fue, en 1901, la primera localidad con electricidad de Mallorca. De la que fue la primera fábrica de electricidad de Mallorca se conserva el primer cuerpo de la chimenea, conocido como «la torre de la Electricidad». Esta construcción se compone de dos muros concéntricos, de forma troncopiramidal y base octogonal. El valor arquitectónico de esta construcción reside en ser el único testimonio del primer esfuerzo industrializador en la isla.