Norias de agua

Desde tiempos antiguos, el hombre ha necesitado el agua para regar los campos. La agricultura, como primera actividad económica, fomenta estos ingenios para su expansión. Entre estos ingenios está la noria de tiro, la función de la cual es, básicamente, la explotación del agua del subsuelo. El hombre emplea la noria de tiro para extraer dicha agua y aprovecharla.

En Mallorca, la noria de tiro es un elemento que ya existía durante la época medieval. En el Llibre del Repartiment (1232) apenas se enumeran las norias, lo que no supone que no se utilizaran como medio de regadío en la Mallorca musulmana. Se ha de tener en cuenta la marginación de la pequeña hidráulica en los textos musulmanes y en la documentación medieval cristiana. La presencia de huertos puede implicar la existencia de norias de tiro, pero también se ha de presuponer que había otros sistemas de regadío, como por ejemplo los qanats.

Respecto al mecanismo de las norias de tiro, la historiografía es prácticamente nula, pero el trabajo de campo ha permitido identificar las tipologías más comunes, a saber: noria de tiro de madera y arcaduces, de hierro y arcaduces, tambor y rosario.

A falta de un catálogo de norias de tiro, sabemos que, a lo largo de la historia, los municipios con más ingenios han sido Muro, sa Pobla, Artà, Montuïri, Manacor, Palma y Pollença entre otros.