Molinos de sangre

El molino de sangre es el molino que se mueve con tracción animal con la finalidad de moler o triturar.

A pesar del gran número existente, las referencias históricas que tenemos, hasta la actualidad, son exiguas. Los molinos de sangre harineros ya se usaban en el mundo griego (siglo IV a. de C.).

Generalmente, en Mallorca, encontramos estos ingenios en los lugares donde no era posible aprovechar la fuerza del agua o el viento. El rendimiento que dan es inferior a los molinos de agua o viento, pero la sencillez del mecanismo y la facilidad de disponer del elemento motriz (el animal) supone que sea el tipo más extenso.

No hay un catálogo de estos molinos, pero por ejemplo, Rosselló Verger dice que en el siglo XVIII, en Llucmajor, funcionaban 120 máquinas de este tipo.